webinar


¿Webinar? ¿Qué
es un webinar? ¿Para qué sirve? Aunque ahora se empieza a escuchar más este término, lo cierto es que hasta hace poco sólo algunos negocios lo utilizaban, y en su mayor parte eran empresas norteamericanas. Hay mucha literatura sobre los beneficios de las grandes herramientas de marketing como son las redes sociales o los blogs, sin embargo, los webinars son realmente eficaces no unicamente para el marketing de un negocio sino también para sus ventas.

Pero empecemos definiendo qué es un webinar.

Es un seminario, conferencia o, más coloquialmente una charla, impartido y transmitido por internet. Sería el símil de dar una ponencia ante un público pero en el mundo online, ya que de hecho el webinar se da en tiempo real, a una determinada hora y en un día en concreto.

Su estructura general se basa en que el conferenciante da una charla de no más de una hora sobre un tema específico y de interés para un público objetivo. Los asistentes al webinar ven siempre la pantalla del organizador del seminario en la que se muestra una presentación, también lo pueden ver a él (opcional) y pueden hacer preguntas durante toda la conferencia a través de un chat habilitado.

¿Qué beneficios tiene el webinar para un negocio?

El webinar se puede usar para dos finalidades principales y que ofrecen aspectos distintos:

  • Informativo. Organizar un webinar en el que durante una hora los participantes obtengan información de valor, útil y ejecutable para su negocio. La idea es dar un contenido de gran calidad con el que los asistentes queden asombrados y más que satisfechos. Esta manera de usar el webinar asegura una aumento de la visibilidad, ayuda a afianzar la comunidad entorno al negocio y genera complicidad y confianza.
  • Ventas. En este caso se puede ofrecer durante gran parte del webinar contenido de valor para después presentar un contenido promocional, ya sea la venta de un producto o servicio. Es habitual que durante el webinar y para fomentar la venta se incluya algún tipo de descuento u oferta para los asistentes al webinar.

Una de las cosas buenas que tienen los webinar es que se pueden grabar para así después mandar ese contenido a aquellos que no pudieron asistir a la conferencia online. Otra opción sería guardarlo para utilizarlo más adelante, por ejemplo, como “lead magnet” para aumentar tu lista de suscriptores o como regalo por haber comprado algunos de tus productos o contratado tus servicios.

Equipo necesario para hacer un webinar

Crear un seminario web es bastante sencillo y no es necesario disponer de un gran equipo. De hecho, tan solo se necesita un ordenador con una buena conexión a internet, altavoces, un micrófono para poder hablar durante la conferencia y un software específico.

En este último punto hay bastantes opciones entre las que escoger. Aquí tienes algunas de las más populares:

Go to Webinar. Uno de los más populares y el que ofrece mejores resultados y una calidad impecable. El único pero es que es de pago y como mínimo se tiene que invertir 79 dólares al mes para webinars de hasta 100 asistentes. Es realmente recomendable si se hacen muchos webinars al año.

Clickwebinar. Una opción algo más asequible para poder hacer webinars. Tiene una prueba gratuita de 30 días y un plan de 30 €/mes para conferencias de hasta 25 asistentes.

Hangouts de Google. Herramienta gratuita de Google que te permite hacer transmisiones en directo y colgar la grabación en tu canal de Youtube. Aunque funciona a la perfección lo cierto es que su gran inconveniente radica en que no permite captar leads (nombres y correos de los asistentes).

Estructura de un webinar

Ahora que ya sabes qué equipo se necesita para hacer este tipo de conferencias, es el momento de planificarlo. Lo primero es registrarlo para un día y hora en concreto, y difundirlo en tus canales de comunicación para que se apunte el mayor número de gente posible: redes sociales, newsletter, publicidad online, blog, web…

Prepara tu presentación. Dedica la primera diapositiva a presentarte brevemente y después sigue introduciendo el tema de tu webinar y exponiendo el contenido de interés. La parte final es la que se destina a las preguntas de los asistentes y también, si tu webinar es promocional, a explicar tu nuevo producto y servicio, sobre todo centrándote en los beneficios y ventajas, y en el descuento u oferta al adquirirlo en ese momento.

Después de haber pasado un tiempo contigo, en el que les has ofrecido consejos, trucos e información útil para solucionar o cubrir una necesidad, estarán mucho más motivados para comprar tus productos o servicios.

Como ves los webinars son una sencilla y barata herramienta para el marketing y las ventas de tu negocio con la que puedes obtener grandes resultados. ¡Ponla en práctica!

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*