estrategia digital

Las marcas y las PYMES deben cambiar la mentalidad intrusiva por una mentalidad de atracción. Hay que tener presente que ofrecer contenidos al consumidor puede multiplicar por 10 los clientes. Sin una planificación de marketing online se puede llegar a perder cerca del 39% de los beneficios.  Acercándonos a fechas importantes para los comercios, comprobamos que el 85% de las empresas y negocios carecen de una estrategia digital para estas Navidades.

Según datos contrastados por Prensa y Comunicación, consultora de marketing digital y reputación de empresas, la campaña de Navidad que ha comenzado con la semana del Black Friday estará marcada por las estrategias de marketing digital de las empresas tanto PYMES como grandes ya que cada vez más los consumidores exigen a las marcas valores extra de fidelización y atracción.

El marketing tradicional basado en continuas campañas de buzoneo, mailings masivos, banners publicitarios, Newsletters y ofertas por todos los canales disponibles está agotándose. El consumidor ha cambiado como parte de la transformación digital. Ya no se siente atraído de la publicidad intrusiva.  Según datos de Prensa y Comunicación el 89% de los Newsletters publicitarios caen en la bandeja de SPAM o son eliminados por el usuario. Mientras que el 71% de los emails personalizados con contenidos de valor sobre temáticas interesadas para los consumidores son recibidos. La conversión aumenta un 61%.

Según el perfil de consumidor al que se quieren acercar las empresas deben tener en cuenta que los jóvenes menores de 35 años utilizan tecnología denominada Ad Blocker con el objetivo de inutilizar los banners. El 20% de este perfil de consumidor es usuario habitual de estos programas que anulan la publicidad de las marcas. Son programas gratuitos y a disposición de quien quiera utilizarlos sin dificultad.

Las PYMES deben cambiar la mentalidad intrusiva por una mentalidad de atracción. Para atraer al consumidor de hoy en día hay que ofrecerles valor. Hay que seducirles y enamorarles. La forma de hacerlo es fidelizándoles no con el objetivo puro de vender sino de aportarles en su vida. Hay que conocer sus dudas, sus problemas, miedos, aficiones, gustos para ofrecer ese contenido que sea el que les haga sentirse atraídos por la marca.

Una encuesta realizada hace unos meses por una consultora de entre 650 empresas destacaba que el 72% de las pequeñas y medianas empresas españolas carecen de departamentos y conocimientos dedicados al marketing online para competir en el mercado, ni emplean ninguna estrategia de marketing online.

La batalla por aumentar las ventas se libra en Internet. Una página web optimizada, posicionada en los buscadores y con contenidos es la clave para atraer a los consumidores, sin embargo estar tarea requiere de tiempo y de recursos. Las inversiones en marketing online son medibles y ajustables por lo que cualquier empresa o PYME puede permitírselo.

Sorprende que en plena campaña de Navidad muchas PYMES y negocios no cuenten con una estrategia digital de marketing online definido y esto les hace perder cerca del 39% de los posibles beneficios. El marketing digital se ha transformado, los consumidores demandan valores a las marcas.

Los consumidores utilizan Internet como principal fuente de consulta ante cualquier duda. Si las empresas logran posicionarse en estos lugares conseguirán atraer a estos potenciales clientes. Son millones las preguntas que se hacen a Google y sólo los 3 primeros resultados se llevan la visita. Esta nueva forma de uso de Internet debe ser la primera estrategia de las empresas para posicionarse.

 

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*